lunes, 29 de enero de 2007

Hasta aquí podíamos llegar

Llega un momento en que uno se cansa y dice "...hasta aquí podíamos llegar". Y esto creo que está ocurriendo ahora mismo en nuestro centro.
Me refiero, claro está, a la denuncia que una alumna ha puesto contra Gloria, nuestra compañera y jefa de estudios.
Me parece increible a los límites que estamos llegando en nuestra sociedad. Cuando una familia permite que su hija haga una denuncia en los términos que ha sido realizada, sin preocuparse siquiera de ir a contrastar versiones, de aclarar la situación con todos los afectados, en fin, de resolver las cosas mediante el diálogo.
Claro, es mucho más "contundente" acudir ante un juez. Pero buscando ¿qué?. Realmente si yo fuese juez y me llegase una denuncia en estos términos a los que juzgaría serían a otras personas y no a la afectada en este caso (me refiero a la familia, al policia que cursó la denuncia,...). Pero desgraciadamente ni soy juez ni al juez que le toque resolver podría hacer eso, aunque no dudo de que en verdad piense lo mismo.
¿Qué busca esta alumna? Reiterarse en su conducta, que álguien escarmiente a Gloria, quedar bien entre su grupo de amigas,... ¿no se?
Lo que sí se y por experiencia propia (fui jefe de estudios durante dos años) es que bastante trabajo tiene ya el puesto que desempeña nuestra compañera. No está bien retribuido en comparación al esfuerzo realizado, no quedas bien ante nadie porque eres el que tienes que poner los límites. Tienes que enfrentarte diariamente con todos los problemas dsiciplinarios del centro, recibes a padres enfadados, a alumnos enfadados, a compañeros enfadados,... Y sí, todos saben de tu esfuerzo pero pocas veces te lo agradecen públicamente.
Para que encima lleguen y "tan alegremente" te pongan una denuncia por simplemente realizar la función para la que te pagan y por la que todos los días te levantas y vas a tu puesto de trabajo.
La denuncia me parece inmoral, fuera de sitio, falta de escrúpulos,... No voy a seguir dando adjetivos porque no quiero pasarme de la raya (y en mi mente la raya se pasó hace tiempo).
Solo espero que la justicia comprenda esta denuncia como lo que es: una fanfarronada de una alumna que intenta desprestigiar el buen trabajo que día a día hace nuestra compañera y que en general hacemos los trabajadores de la educación.
Solo me queda añadir una cosa: gracias Gloria por el trabajo que haces día a día. No desfallezcas por esto, tus compañeros estamos contigo.

4 comentarios:

Alfredo dijo...

Leí este comentario ayer justo antes de acostarme, y al estar lejos y no poder hacer nada, me siento bastante impotente.

Aunque no conozco exactamente lo que pasó, ni al alumnado implicado, mas que de una manera confusa, si que comparto la idea de Julio de que esto no puede continuar así.

Me duele personalmente que con el buen trato que se le dispensa a los alumnos en la Jarcia, haya alguno que haya sido capaz de desvirtuar la realidad para satisfacer su ego, intentando hacer el mayor daño posible a una persona. Afortunadamente, la mayoría de nuestros alumnos y sus padres son personas excelentes.

Mucho ánimo Gloria y muchas gracias por continuar intentando hacer tu trabajo lo mejor posible.

Un abrazo

Rosemary dijo...

Muchas gracias por tu apoyo y tus palabras Julio. Sabemos que contamos con todos vosotros, que sois nuestros compañeros y amigos. Eso es lo más importante, que estemos unidos contra viento y marea.
También gracias a Alfredo, que aunque esté lejos, siempre lo tenemos muy cerca, dispuesto a ayudarnos en todo.
Es de agradecer,en estos tiempos que estamos vivendo, que existan personas como todos vosotros y es también un privilegio que estén a nuestro lado, apoyando a su Equipo Directivo.

arlóriga dijo...

Pues si Alfredo lo que cuenta Julio es así, y desgraciadamente lo que ahora le ha tocado a Gloria nos puede ocurrir a cualquiera de nosotros. TODOS estamos expuestos a situaciones tan desagradables o aún más, sino mirar la prensa, que nos tienen que hacer pensar que esto "no puede seguir así". Y para colmo de males, cuando te "meten" en una de estas se supone que debería de haber unos asesores jurídicos del "ente" (léase, Delegación o Administración, como guste) que te aconsejasen o ayudasen. Pues, que sepamos, y hasta el momento, "haberlos haylos", pero su ayuda poco mas que hay que mendigarla.
Así que Gloria que sepas que estamos contigo y que tu causa es la nuestra. Y si llegas a leer esto mira aquí que seguro que lo entenderás mejor que yo.

Francisco López Catalán dijo...

Respetable Sra. Gloria:

Soy padre de alumno/a, desconozco el fondo de tema, solo puedo deducir del comentario de Julio que al tener que afrontar tu trabajo, o sea aplicar el reglamento interno del centro, el alumno/a de turno para seguir haciendo de las suyas, a recurrido a la justicialo. Se que el hecho de tener que acudir a un juzgado y mucho más como denunciada, impone un poco,pero en este caso quizas el alumno/a, ha puesto el listón demasiado alto y el/la misma, será la que deba responder ante la justicia.-
La verdad,la razón y la conciencia tranquila, son los que cuestan desmontar y mucho más ante un Juez.-
Aunque hay jóvenes muy hábiles cuando de victimizarse toca, no creo que ningún Juez pueda caer en la tentación de admitir ningún tipo de denuncia de esta clase, si así lo fuera no merecería la pena vivir en esta sociedad.-
A través del presente no pretendo nada más que ofrecerte mi apoyo y animarte a que sigas haciendo tu trabajo como lo vienes haciendo, que no decaigan tus ánimos que de verdad te necesitamos para que nos ayude a seguir luchando en esta sociedad, merece la pena creeme.-
Recibe un cordial saludo.-